jueves, 28 de agosto de 2008

... estoy listo para ir a la cárcel...


"Tú eres sola entre las multitudes
como son sola la luna
y solo el sol en el cielo"

Ernesto Cardenal






DEFENSA Y ACUSACIÓN DE ERNESTO CARDENAL



Si me quieren echar preso
–y en este sistema que hay ahora en Nicaragua todo es posible-
estoy listo para ir a la cárcel.






http://www.getreligion.org/archives/ErnestoCardenal.jpg



http://www.musicaclasicaargentina.com/musicayeducacion/imagenes/zapatos.gif

miércoles, 27 de agosto de 2008

Carta abierta de Ernesto Cardenal.


Solentiname, 25 de Agosto de 2008.

Acabo de recibir una condena del Juez David Rojas por el delito de injurias hechas al ciudadano alemán Inmanuel Zerger, la cual me niego a acatar por ser notoriamente injusta e ilegal.

En primer lugar ese supuesto delito había prescrito desde hace varios años.

En segundo lugar es una sentencia política sin ninguna base jurídica, que es simplemente de una venganza de Daniel Ortega por la acogida que tuve en Paraguay durante la toma de posesión del presidente Lugo, mientras a él se le impidió llegar.

Esa sentencia es de un juez “danielista”, que en tiempo de la revolución fue miembro de la seguridad del estado y es el mismo que posteriormente absolvió a Bayron Jerez. Y el abogado que ha respaldado al alemán Zerger es precisamente el mismo abogado de Daniel Ortega, José Ramón Rojas Méndez.

Además yo ya había sido declarado inocente en el año 2005, en una sentencia dictada por un juez del mismo sistema “danielista”, porque no existía en todo el expediente ni una sola evidencia que confirmara que había cometido el delito.

Es bien conocida la persecución que desde hace varios años me ha estado haciendo el alemán Zerger y su esposa Nubia Arcia acusándome por todos los medios de todo tipo de mentiras, insultos y calumnias, en la intención de apropiarse de un hotel propiedad de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname. Por ese motivo tuve que escribir una carta pública defendiéndome y señalando acciones ilícitas e ilegales que estas personas habían cometido.

Si me quieren echar preso –y en este sistema que hay ahora en Nicaragua todo es posible- estoy listo para ir a la cárcel.


Foto y texto tomados de Pospost.


Arcadia perdida... (fragmentos... (desordenados...))


En las oscuras selvas del Paraguay
Por esas avenidas iban y venían los indios con poncho y boina
Niños de doce años tocaban con el arpa melodías de Bolonia
Máquinas hidráulicas extraían el agua de los ríos
Cada reducción con inmensas huertas.

Y los jardines de los Padres donde se experimentaban las aclimataciones.
Fabricaban perfumes de jazmines, rosas, naranjas
las huertas tenían naranjas, limones, higos, Y avenidas de naranjos

Se sembraba en otoño,
la cosecha era en primavera
Exportaban vino a Buenos Aires
El tabaco del Paraguay apreciado como el de La Habana.

La República Guaraní.
Una democracia económica
Sin la explotación del hombre por el hombre.

Parece que se inspiraron en la Utopía de Tomás Moro
pero también en la Civitas Solis de Campanella
y en el modelo del Estado Ideal de Platón
y en la New Atlantis de Bacon
y tal vez en la Arcadia de Sydney
y en la sociedad incaica

No existía la pena de muerte
Un régimen de dulzura y de paz...




Texto tomado de La Nación y de El Nuevo Diario.


martes, 22 de julio de 2008

Pablo Neruda

Preguntareis ¿por qué su poesía
no nos habla del sueño, de las hojas,
de los grandes volcanes de su pais natal?

Venid a ver la sangre por las calles.

Venid a ver
la sangre por las calles,

¡Venid a ver la sangre
por las calles!
Pablo Neruda





Foto de Sbmoot, tomada de un mural en Estelí, Nicaragua, que fue pintado probablemente durante la guerra con los contra, en los 80. La flor naciendo de la sangre, habla de la esperanza en medio de las masacres en una ciudad que fue particularmente afectada por esa guerra.

miércoles, 16 de julio de 2008

Vuelo y amor


CANTIGA 40

Vuelo y amor

en el principio fue el Tao.
Y el Tao estaba en Dios.
Y el Tao era Dios...
Y el Tao se hizo carne y habitó entre nosotros
(Traducción del Evangelio al chino por el Dr. Wu)




Según el materialismo dialéctico
la materia no surgió nunca,
ha existido siempre.
Ni en la más minúscula partícula puede ser aumentada.
Ningún ser desaparece ni surge de la nada.
No hay ninguna nada.
Nada sale de la nada
Ni nada vuelve a la nada.
La materia es inmortal y eterna.
Pero
si el universo es eterno, la vida es eterna,
y la conciencia, eterna.

Unas bodas de todos y todas.
Todas y todos
con el Todo.
Pues somos más que organismos vivos:
Conciencia que no muere con las células.
(¿Tal vez de cuerpos de hidrógeno revestidos?)
De que la conciencia muera
no tenemos conciencia.
La pregunta de qué vendrá después del comunismo.
Como dice San Pablo (I Cor. 15:19)
si Cristo no resucitó
somos unos pendejos.
El hombre es proceso, una unidad en gestación.
Hacia el ser cada uno dos
y todos uno.

Está en nuestros genes.
Es del interés de nuestros genes.
El amor es por la supervivencia.
Sin lo que un auténtico revolucionario
no existe, dijo el Che.
¿La vida es irreversible?
¿Es irreversible el amor?
La primera causa del universo,
de la materia cada vez en mayor y mayor
expansión, queda al lector determinarlo.
Las ecuaciones no lo dicen.
De tantas coincidencias dependida nuestra existencia
que podría pensarse en un Autor de las coincidencias.
La resurrección de la energía y de la vida:
si no hay otra vida
estamos jodidos.
La muchacha está sola en esta fiesta.
Te espero, compañero.
Ven.

La tortuga verde (del Mesozoico) del Caribe
sabe cómo dirigirse a copular a su lejanísima isla,
por el olor de su isla.
Desde el Brasil tal vez
a su diminuta isla de las Antillas Menores.
Los salmones por olor de su arroyo natal,
y río arriba, contracorriente, remontándose
hasta donde nacieron, y donde los llama el amor.
Y las ballenas y delfines, océanos enteros...
El que no nos conformemos con lo finito.
Nacidos para desposarnos con el cielo.
Ah, Leibniz, la razón por la que algo exista
en vez de no existir.
Y el que no todo pueda ser puro azar.
Ex-amada mía, amada todavía.
El amor de los amantes exige perentoriamente
la inmortalidad de los amantes.
¿Este plan, de quién?
O su existencia como prácticamente necesaria.
¿O si la totalidad del todo fue todo por casualidad?
¿Y lo finito todo el absoluto?

¡Lo más intolerable
por ser lo más incomprensible!
Mientras el universo desciende a la entropía.
Y nosotros como insectos hacia la luz.
Pero que es personal, es personal.
Y no alguien que ha sido creado por la angustia.
Ad Deum qui laetificat juventutem meam
decía el P. Cassini anciano al pie del altar
‘Dios que es la alegría de mi juventud’
así lo escribió el salmista viejo
y el cura anciano recitaba al pie del altar
en la misa pre-conciliar, yo niño, acólito, arrodillado
o mejor traducido
que es mi alegría y mi juventud
que es todavía mi juventud
no fue,
es mi juventud
y la de aquel Padre Cassini anciano al pie del altar
y un niño arrodillado a sus pies con sotanita roja
o el grito arqueológico aquel, tal vez del neolítico
“desde el semen de mi padre me conociste”
en el desenterrado himno de Qumrán.
¿Y de dónde vienen los átomos de hidrógeno?
Y:
¿Creador y Materia como macho y hembra?
¿Como el Novio y la Novia?
El Hacedor de estrellas...
La causa de ser de todo lo que es
es su belleza
dice el escultor citando a Sto. Tomás que cita
a Dionisio Areopagita.
El eternamente joven.
“El que tiene siempre la dentadura perfecta”
dice Fernando González.
Escapa a la entropía.

El deseo de un beso más real, más reales abrazos.
No esos besos fugaces, irreales como de cine.
Que aunque pasen 1.000 años o 1.000 millones de años
el beso no pase, no pase el abrazo.
Amor sin reloj,
que el minutero del reloj no mida en minutos.
Más allá de la muerte de los sistemas solares.
Ya rotas todas nuestras moléculas.
Aquello
para lo que la Revolución no tiene respuesta.
¿O tiene respuesta?
Sacrificio, inmolación, son
una ley darwineana.
El martirio:
es evolucionario.
No sólo los héroes y mártires,
todo ser vivo muere por los otros.
El ser vivo es para dar vida
y dejar de ser,
morir
para la nueva vida.
Si el permanecer más fuera lo importante
el granito nos ha ganado a todos.
“Es vía y no término” dijo Martí.
También, si no me equivoco: que eran las leyes de la luz.
Y: a la armonía se llega por agonía.
El dolor es útil.
Así arribó él a su isla sacra.
La isla sacra de la libertad.
“Cuba y la noche...”
¿Y por qué hay universo?
Y una expansión del universo
en la que no podemos ser el centro de la expansión.
Oh Wakan-tanka de los sioux, que regalas el búfalo
y por lo cual el búfalo es santo,
y das las cosas y la sabiduría para usarlas,
cómo encontrar las plantas santas, cercar el búfalo...
¡Ayúdanos a estar atentos!
EL UNIVERSO ES MIL VECES MÁS GRANDE
DESCUBRIÓ ASTRÓNOMO DE HARVARD
(Boston Sundary)

Poco antes que yo naciera.
El viejito soñó con un universo mil veces más grande.
Pero era tan sólo
una pequeña fracción del universo.
En la ciencia no cuentan las personas dijo M. Curie.
Madame Curie que descubrió la radiación
que la mató y la convirtió para siempre en radiación.
No es el tener vida sino ser vida. Y
aun sin la vida biológica somos vida.
Elvis Chavarría, soñé que estabas vivo en tu isla Fernando
de Solentiname, la isla de tu mamá,
como si no hubieras caído
después de tu asalto al cuartel de San Carlos,
y me ibas a llevar a conocer un nuevo hijo tuyo,
como la niña que antes habías tenido
la chavalita morenita
que se atribuía a vos y era igualita a vos
y yo te envidiaba por este nuevo hijo,
porque podías hacer lo que me está negado, porque me lo he negado yo,
y entonces desperté y recordé que estabas muerto
y que tu isla Fernando ahora se llama isla Elvis Chavarría,
y ya no podías tener ese nuevo hijito que se parecía a vos
como tampoco yo,
estabas muerto igual que yo
aunque estamos vivos los dos.

¡Ay! grita el hombre desde que sale del vientre
queriendo volver a él.
Y toda su vida pasa queriéndolo
hasta volver a él.
El mito de la Madre Tierra
Donde nos enterramos
y el dogma de la Asunción de María a los cielos
(su complemento).
Sí, porque por qué sólo la tierra.

Todo planeta viene de una estrella.
Y allá volveremos.
Todos juntos.
Al vientre del cielo.

Ir es regresar.
“Regresar es el movimiento del Tao”
(Lao Tzu)
Ciclos.
Expansión y concentración.
“El yang cuando llega a su fin va hacia el yin
y el yin cuando llega a su fin va hacia el yang.”
El lado iluminado y el lado en sombra de la montaña
Una misma montaña.
“Lo que produce la sombra, y produce la luz, es Tao
Día y noche, macho y hembra, arriba y abajo.
Yang el Cielo (masculino) y Yin la Tierra (femenina).
Ella boca arriba, mirando al cielo, y él boca abajo, a la tierra.
Él el movimiento, y ella la quietud.
El entendimiento y la intuición.
Todo es rotación. El Yang vuelve al Yin y el Yin al Yang.
Cada uno la semilla del opuesto.
Cópula de los contrarios es el cosmos.
Marcharse es volver y volver es marcharse.
El hombre es el sol y la mujer la sombra.
Renuncié a esas muchachas por el acto sexual cósmico.
Todo lo que nació del hidrógeno:
flores, mujeres, música, la Mona Lisa...
La unidad de todas las cosas está patente en el átomo
y más aún dentro del átomo
y más: más abajo del átomo.

El calor es el amor de las moléculas.
El amor es movimiento.
En las vastedades cósmicas
como en el lecho
el amor es movimiento.
Aquel que es Amor es Movimiento.
La historia regida por la “ley del AMOR”
(A.C. Sandino)
Las leyes de la luz. Por las que el cielo es negro de noche.
¿Pero la luz que viaja a 300.000 kms por segundo
hacia dónde va?
¿Cuál es la probabilidad del Más Allá?
¿Si más allá hay otra realidad
más realidad?
¿Es cuestión solamente de mayores telescopios?
Eckhart ansiaba un Dios más grande que Dios. Por lo que
según el Dr. Rosenberg el nazismo es del siglo XIV:
Dios más grande que Dios era el del nacional-socialismo.
Pero lo de un Dios más grande que Dios estaba correcto.
Como dijo también que todo lo que se diga de él es falso.
Sin que Eckhart fuera nazi.
Y yo un día comprendí
que ser enamorado de Dios
era ser enamorada de la nada.
Y apasionadamente enamorado.
O creí que comprendí.

La niña de 12 años se siente independiente.
En aquel hotelito de Santiago de Chile.
Entró el P. Cortés, religioso del MIR; armado
y semiclandestino aunque era cuando Allende.
Cree que puede vivir sola la niña de 12 años
me dice él en aquel hotelito modesto,
explicándome el ateísmo.
Ya dejó las muñecas pero todavía no es una mujer.
Un día madurará su cuerpo y se sentirá incompleta.
Es cuando vendrá el Esposo.
Ahora no hay que perturbarla.
Conviene hablarle alguna vez de su futura unión
para que no crezca egoísta, o se haga lesbiana
o sintiéndose sola se suicide.
Los contemplativos son células sexuales del cuerpo de la niña
que ya maduraron.
En el hotelito de Santiago de Chile.

Unas efímeras estructuras moleculares
en un planeta menor, girando alrededor
de una estrella mediana,
en una región marginal de una galaxia.
Pero el amor es infinito.
Y el corazón vacío:
como el espacio vacío que no es la nada sino que tiene
infinita energía.

El varón representa la creación,
como la mujer también representa la creación,
y su unión
representa la unión de la creación.
De la unión de pistilo y estambre
es la nueva semilla
que es semilla de nuevas semillas
de nuevas uniones.
Sujeto y objeto.
Dar y recibir.

Fuerza centrípeta y centrífuga.
Y el objeto en su órbita alrededor del sujeto.
El universo es dual
y todo ser es dos.
Pero,
mientras los demás no sean vos no sos.

Las estrellas son frotación, acto sexual, orgasmo.
Por eso son tan calientes.
Orgasmo de Antares en el Escorpión,
Betelgeuse en Orión, Aldebarán...
La atmósfera se hincha desmesuradamente y adquiere color rojo.
Todo es movimiento, movimiento sexual. Frotamiento, coito.
La Trinidad es movimiento, Acto Puro.
O puro acto sexual.

Antes jugaba con muñecas, oía cuentos de hadas,
dependía de papá y mamá. Esa fue la religión.
Ahora siente que se basta sola,
quiere ser independiente.
Lo prioritario: que la niña se desarrolle.
Lo prioritario es la Revolución. Todavía
sólo hay seres humanos, no la Humanidad.
Lo del P. Cortés en el hotel de Chile.
Algunas células sexuales maduran antes,
sienten antes la necesidad de la unión.
El ermitaño es también revolucionario.
Era en 1971. Después del golpe murió en combate.

Y las ballenas y delfines océanos enteros.
‘Conocí un amor como la flor de la pitahaya
que es flor de una sola noche’

¿Dónde oí esa canción? Ni recuerdo si era una canción.
El placer que fue tan intenso y fue tan fugaz, y fue.
Pobrecitos nosotros, tras lo fugaz intenso.
La parte lisa de la mujer bajo el ceñido pantalón azul.
Del nacimiento de la primera vida al invento del sexo
habrían dos mil millones de años. ¿Por qué tanto?
Hasta el invento del sexo de las primeras plantas.
La flor de la pitahaya es de una sola noche. No sé
si era una canción o lo saqué de un libro científico.
Ya desde antes la abnegada célula de alga verde, asexuada:
que se estrangula ella misma y divide en dos hijas
y deja de ser ella. ¿Por qué?
Tantas cosas uno quiso
pero la voluntad no ha querido otra cosa
que la totalidad.

Tras la Era de la Radiación fue la de la Materia
y con ella las galaxias, las estrellas y la vida.
Habrá otra, la de la vida más allá de la materia.
Y como una evolución de la misma evolución.
“A punto de experimentar ya
la lenta separación de la vida y la materia”
Un nuevo desarrollo cósmico por así decir.
El hombre no biológico del futuro.

De tarde sobre el lago vienen nubes tenues grises
que no son nubes
son nubes de chayules
tan chiquitos que entran por el cedazo
y no nos dejan leer
en muchas páginas de nuestros libros están pegados
transparentes y verdecitos del tamaño de una letra
y a veces debemos apagar la luz. Al otro día
en la terraza son cerros de chayules muertos
que hay que barrer. Viven sólo 24 horas
y no comen ni una vez
ni siquiera tienen aparato digestivo.
Dicen que vienen de rincones sombríos del Río San Juan
donde están las larvas a 2 metros de profundidad. A veces
amanece el lago, calmo, por Las Balsillas, cubierto
de una capa de chayules muertos, como l” de espesor
grandes pescados por todos lados saltan a comerlos
y el bote va dejando detrás como un canal...
Son muy parecidos a los zancudos, pero no pican
-qué tal si picaran-
Querrás saber cómo viven sin comer, cómo crecen.
No crecen: nacen ya como son.
Pero antes tuvieron una existencia diferente
en la que fueron unos gusanitos negros nadando en el agua
y entonces sólo comieron.
Ahora toda su vida es boda, sólo boda.
¿Sabés qué son los chayules? Son sexo con alas.
Pensamos que sólo sirven para jodernos
pero esos animalitos minúsculos de carne de aire
son como una alegoría de algo, allí en el aire:
De una existencia distinta que puede tener el hombre
en otro elemento y con otras funciones
un poco como chayules transparentes, en cierta forma
-sólo vuelo y amor.


DESDE http://www.casadelasamericas.com/

No se puede mostrar la imagen “http://chiapas.indymedia.org/uploads/_jpg_/m/manos-thumb.jpg” porque contiene errores.

domingo, 6 de julio de 2008

Salmo 150 por Ernesto Cardenal

Alabad al Señor en el cosmo
Su santuario
de un radio de 100.000 millones de años luz
Alabadle por las estrellas
y los espacios inter-estelares
alabadle por las galaxias
y los espacios inter-galáxicos
alabadle por los átomos
y los vacíos inter-atómicos
Alabadle con el violín y la flauta
y con el saxofón
alabadle con los clarinetes y el corno
con cornetas y trombones
con cornetines y trompetas
alabadle con violas y violoncelos
con pianos y pianolas
alabadle con blues y jazz
y con orquestas sinfónicas
con los espirituales de los negros
y la 5ª de Beethoven
con guitarras y marimbas
alabadle con toca-discos
y cintas magnetofónicas
Todo lo que respira alabe al Señor
toda célula viva
Aleluya

Salmo 5 por Ernesto Cardenal

Escucha mis palabras oh Señor
Oye mis gemidos

Escucha mi protesta
Porque no eres tú un Dios amigo de los dictadores
ni partidario de su política
ni te influencia la propaganda
ni estás en sociedad con el gangster

No existe sinceridad en sus discursos
ni en sus declaraciones de prensa

Hablan de paz en sus discursos
mientras aumentan su producción de guerra

Hablan de paz en las Conferencias de Paz
y en secreto se preparan para la guerra

sus radios mentirosos rugen toda la noche.

Sus escritorios están llenos de planes criminales
y expedientes siniestros
Pero tú me salvarás de sus planes.

Hablan con la boca de las ametralladoras.
Sus lenguas relucientes
son las bayonetas...
Castígalos oh Dios
malogra su política
confunde sus memorandums
impide sus programas.

A la hora de la Sirena de Alarma
tú estarás conmigo
tú serás mi refugio el dá de la Bomba

Al que no cree en la mentira de sus anuncios comerciales
ni en sus campañas publicitarias ni en sus campañas políticas

tú lo bendices
Lo rodeas con tu amor
como con tanques blindados.


viernes, 4 de julio de 2008

Epigrama (Te doy, Claudia...)


Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica.
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.


EL ESTRECHO DUDOSO (fragmento)

Y los perros. Los perros de Pedrarias.
El indio tenía un palo
y le echaban primero los perros cachorros
(para enseñarles montería) .
Cuando los tenía vencidos con el palo
soltaban los lebreles y los alanos de Pedrarias.

Los indios preguntaron al Demonio
(¿a los brujos? ¿a las brujas? ¿a la Vieja del Volcán?)
cómo se verían de libres de los españoles
y el Demonio les contestó:
Que él podía libertarlos de los españoles
«haciendo que los dos mares se juntaran
(¿el Canal de Nicaragua?)
pero entonces perecerían los españoles
(¿el Canal Norteamericano en Nicaragua?)
juntamente con los indios»

el pueblo bendice al rey
por haber mandado que el dicho Pedrarias
vaya a castilla
y no puede andar sino es en una silla sentado
porque como es hombre de ochenta años e tullido
e muy abarisioso
no piensa sino en acrecentar su hazienda...
está muy viejo y tullido casi syempre en la cama
y no puede andar sino es en vna silla sentado
que vuestra magestad le devia dar equivalente provecho)
y descanso
y proveer de rremedio a esta gob ernaçión
Y ya tenía noventa años y no moría nunca
ni iba a Castilla. Estaba tullido y enfermo
y gobernaba con mano de hierro (monopolios
robos sobornos prisiones espionaje elecciones fraudulentas...)
y no moría -Se metía en un ataúd todos los años
y hacía que le cantaran el Oficio de Requiem.

Murió de 90 años.
Fue enterrado en La Merced junto a Hernández de Córdoba.
En la Catedral enterrada de un enterrado León
o hundido bajo el agua. ¿León Viejo dónde está?
Hay ladrillos, ruinas rojas, en la orilla.
Los pescadores dicen que han visto torres bajo el agua
en las tardes serenas.

Y han oído campanas

Campanas tocando solas movidas por las olas

La capital de Nicaragua está allí espectral
bajo el agua. Un borroso sueño... Un conquistador degollado
Pedrarias enterrado con todas sus banderas.
Después un Asesinato y un terremoto...
Un gobernador tirano y sus dos hijos
(dos hermanos tiranos)
Y salta una mojarra.

El Lago de León Viejo es el Lago de Managua.
¿Hay un nuevo León viejo?
El mismo Momotumbo retumba todavía.
...Y los ladridos de los perros de Pedrarias...

NON DEBE EL CORONISTA DEJAR FACER SU OFICIO

En a media voz.


lunes, 30 de junio de 2008

EPIGRAMA (Ayer te ví en la calle...)


EPIGRAMA

Ayer te ví en la calle, Miriam, y

te vi tan bella, Miriam, que

(Cómo te explico qué bella te vi!)

ni tú, Miriam, te puedes ver tan bella ni

imaginar que puedas ser tan bella para mí.

Y tan bella te vi que me parece que

ninguna mujer es más bella que tú

ni ningún enamorado ve ninguna mujer

tan bella, Miriam, como yo te veo a tí

y ni tú misma, Miriam, eres quizás tan bella

porque no puede ser real tanta belleza!.

Que como yo te vi de bella ayer en la calle.

o como hoy me parece, Miriam, que te vi.

Tomado de Yarabeycuba.

domingo, 29 de junio de 2008

ACUARELA


En a media voz:

ACUARELA

Los ranchos dorados cercados de cardos;
chanchos en las calles;
una rueda de carreta
junto a un rancho, un excusado en el patio,
una muchacha llenando su tinaja,
y el Momotombo
azul, detrás de los alegres calzones colgados
amarillos, blancos, rosados.


Foto del volcán Momotombo, de Souer99.

A media voz...

En A media voz:


"...yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo."



"I and the Village"

Marc Chagall


Reseña biográfica

Poeta nicaraguense nacido en Granada en 1925.


Terminó el bachillerato con los Jesuitas y se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1948 realizó estudios de Literatura Norteamericana en la Universidad de Columbia de Nueva York y un año después viajó por varios países de Europa.

De regreso a Nicaragua, en 1950, desarrolló una vasta actividad cultural como poeta, escultor y antólogo, participando además en la lucha contra la dictadura.


En 1957 ingresó al Monasterio Our Lady of Gethsemani, en Kentucky, EE.UU; dos años después al Monasterio Benedictino de Cuernavaca, México, y posteriormente al Seminario de La Ceja en Antioquia, Colombia, para ordenarse finalmente como sacerdote, en Managua, en el año de 1965.

Una vez derrocado Somoza, fue nombrado Ministro de Cultura por el Régimen Sandinista.

Parte de su obra está contenida en las siguientes publicaciones: "Epigramas" en 1961, "Oración por Marilyn Monroe y otros poemas" en 1965, "El estrecho dudoso" en 1966, "Salmos" en 1967, "Telescopio en la noche oscura" en 1983, "Quetzatcóatl" en 1985, "Cántico cósmico" en 1989, "Vida perdida" en 1999, "Telescopio en la noche oscura" en 2003 y "Vida perdida" en 2004.

lunes, 23 de junio de 2008

Telescopio en la noche oscura

por Ernesto Cardenal



Este poema fue publicado por Trotta en 1993. Acá me propongo enlazarlo e ilustrarlo.




Ernesto Cardenal es un poeta y sacerdote católico nicaragüense, que fundó una comunidad contemplativa en el Archipiélago de Solentiname, que por su participación activa en la lucha sandinista, fue destruida por el ejército de Somoza. Tras el triunfo de la revolución, Ernesto Cardenal pasó a ser ministro de Cultura. Tiene numerosas publicaciones y poemarios.


Pongo como abre bocas, el poema "Noche Oscura" de Juan de la Cruz, místico, poeta y fundador junto a Teresa de Jesús, en el siglo XVI de los carmelitas descalzos.






NOCHE OSCURA

1. En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada
¡Oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.

2. A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

3. En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

4. Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

5. ¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que el alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!



6. En mi pecho florido
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba

7. El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

8. Quedeme y olvideme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejeme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado."







"TELESCOPIO EN LA NOCHE OSCURA


Amada y amado. La amada
mira desde la alcoba la luna que asciende.
Una motocicleta en la calle acelerándose.
El amado sin prisa por ir a la cama.


Yo nací para un amor extremista.
Tal vez por eso nos comprendemos.
¡Más extremista sos vos!
Y yo te conozco poco todavía.


La mejor garantía de que es cierto
y no invención mía
es que no me des goces.
Amado misterioso que no gozo
¡nada quiero sino estar contigo!





Te vas y volvés,
inconstante gurrión,
y otra vez te vas.


¿Qué gano que la luna sea bella
si estoy sin vos?
No quiero siquiera verla sobre el lago.
Para otros será ella.
Los rumores misteriosos de la noche.
Si son sin vos.


Un cruel vidrio invisible nos separa.
Infinito abismo entre los dos
y querer abrazarte.
Y tal vez abrazarte.
O creer abrazarte.





Este parque de Madrid... Mira tú
mi amante inmaterial los cuerpos que se besan.
Si vos me querés
y te quiero yo
¿qué es pues lo que no nos une
en el universo?
Como si estuviéramos en universos paralelos.


Si oyeran lo que te digo a veces
se escandalizarían. Que qué blasfemias.
Pero vos entendés mis razones.
Y además bromeo.
Y son cosas que los que se aman se dicen en la cama.


Yo pregunto
¿será normal que me ames tanto?





Yo pregunto
¿cómo será la belleza que tú amas?
¿cómo serán mis ojos que tu ves?
¿la cara que te encanta?


Yo tengo un amor secreto
que ninguno ve.
Tan secreto lo tenemos
que sólo a mí me ven.


Electricidad es una manera de hablar.
Lo igual se repele y lo opuesto se junta.
Como macho y hembra. Pero
positivo y negativo es una manera de hablar.
Yo te amo como opuesto,
y no es una manera de hablar.





El que todo en el universo es macho y hembra
(aun lo homosexual lo es a su manera)
el que todo es macho y hembra es para mí confirmación
de que el celibato es matrimonio.


Quien contiene en sí mismo la razón de su existencia,
causa de todo y no causado por nadie...
«Bueno, aquí con franqueza; ¿ese es tu amigo?».
Sí. Me imagino como dos que se apartan del grupo
y se pasan todo el paseo conversando a solas,
las olas reventando abajo, el agua atigrada,
la lenta puesta de sol sobre el Pacífico.

Sin una identidad especial
ni solicitud por los seres humanos,
leo en un científico.



Foto de edwindejongh.


Identidad, no lo sé;
pero cuida de cada uno de mis electrones.
Dentro de todos mis electrones está él.


No afectado para nada por la existencia del universo
según la Escolástica.
¿Verdad que no?


¿Qué pasa pues entre vos y yo?
¿Es tal vez que vos me querés
pero que no me quiero yo?
Que no me quiero yo puede ser
pero eso no impide nuestra unión
si vos sí me querés y te quiero yo.





Será infinito el que yo amo
pero sin sentirlo de infinitos amores
con amantes infinitos
sino mi amado es mío solamente.
Infinito es pero infinitamente mío.
En lo referente al amor Dios no es uno.
Hay infinitos Amados, uno para cada uno.
Yo lo sé. Yo tengo el mío.
Yo lo conozco, y él infinitamente
me conoce.


Cuando yo estaba enamorado de ella así era,
aquellas tardes en Tacubaya con un cigarrillo,
pensando en ella, ella en su Granada semi-iluminada,
yo sin otra realidad que mi cigarrillo
y las centellas de los tranvías en los cables eléctricos
entrecruzándose sobre las calles de Tacubaya





y las muchas luces de neón en la noche de México
que sólo daban más luz a mi separación.
No, el amor era irreal. No está bien la comparación.


Dicen que eres proceso y no persona.
Para mí, proceso o no proceso, es personal.
Cuándo caíste en mis redes no lo sé.
¿Desde que yo era un chavalo jugando beisból?
¿O desde el Pleistoceno, o más antes?
¿Fue gradual o súbito?
Tal vez tú me dices: desde siempre.


Me quitaste todo,
dáteme todo pues.




Me intriga qué sería lo que te gustó de mí.
Tal vez un alma de ojos tristes.
Y un sabor no probado por nadie todavía.

Pareciera ahora que no me quieres.
Peor aún, que ni siquiera existes.
Aunque no existieras yo te quiero
y podría quererte sin que me quieras.
Pero eres, y quiero al que me quiere.


Aunque tú no vengas conmigo esta noche
mi alma ha quedado abierta para ti.
Por si vinieras. Si tú no vienes
estará abierta de todas maneras para ti
y nadie más.





Si pudiéramos concebir el infinito
sabríamos cómo nos ama.
Pero como el infinito para nosotros es igual a 0
sentimos 0
(lo cual se alcanza en la más alta oración)
Mejor unido a ti a quien no siento,
a quien de veras del todo nada siento
que cualquier otro amor que sienta de veras.
Amado, los prados están en flor.
Feliz amor que me ha tocado, que es
¡ay! Amor = 0


Sentí ayer tu cara más dentro que mis ojos
y hoy a años luz de mí como en otra galaxia.
Las miradas tristes de Ernesto para ti
¿las has visto?
Yo, maestro en soledades.





Mercenario no soy en este amor.
Amor quiero yo, no sentimentalismos dulces.
Podría ser aridez solamente. (Yo lo aguanto.)
Si he sido íntimo de la tristeza tanto tiempo.


Si de nada,
si de no sentir nada se trata,
el mío es un perfecto amor.
Si de no sentir nada se trata.
Y en efecto se trata.


Amando al que tiene tanta belleza
que no la vemos.
La luz del rostro como si fuera ultra-violeta.





No permitas que yo lo quiera, que esto pase:
desearte y ya no poderte ver nunca más.
Tú perderás mucho también.
Pero de nosotros dos yo pierdo más que tú.


Le dijeron a Gioconda Belli en aquel bar
que ella podría entrenarme en erotismo
y dijo que me podría entrenar bastante.
Yo callé. Hoy pensé
que hay un erotismo sin los sentidos, para muy pocos,
en el que soy experto.


Hay un murmullo entre las hojas
-el otro arrullo no se oye-
como si fuera dentro de mí
esperando el tuyo.







El ir amándote mientras viva
sin esperar nada de ese amor
igual que si no existieras
y persistir no obstante el amor
¿no es esto, Amor, amor de veras?
Gime, gime, gime
gime gime gime gime gime
gemido repetido es el arrullo
si querés que vaya, iré,
si querés que vaya, iré.


Duro es,
pero no me quejo del amor incorporal
que me tocó en suerte.
Me querías sólo para vos.
Y ya más solo no puede ser.





Dulzura con que se aman
en los parques o cines o en alcobas,
y cómo será la de nosotros,
tanta que no la sienten los sentidos,
dulzura más allá de la dulzura ¡ay! más allá.


Cuando joven me sentía
campeón en capacidad de amar
-y en realidad lo era- ahora lo soy
en cuanto a soledad.


Quien fuera incansable en la espera
en el atrio de La Merced o en la esquina
podría esperarte la vida entera,
creador de aquella que yo quería.





El mar, la rosa, la mujer,
toda cosa nos habla de Dios.
Pero la mujer con bikini en el mar
también nos dice que no es Dios.
Todo ser es transparente, pero
la transparencia no es otra cosa
sino un no ser para que pase la luz.


Únete a mí aunque no te sienta, aunque
mi conciencia quede afuera con el frío.
Señor mío y Dios mío de mis frustraciones.
Al menos juguemos a que somos amantes.


Los que tenemos los brazos sin abrazos.
El ermitaño medieval que envidió un gallo.
Revolver un poquito de pelo tan siquiera,





roce de unos labios después, roce de un cutis,
amor como un maremoto del alto de las palmeras.
Mis condiscípulos se rieron
cuando grité al Padre Otaño venir a ver el fenómeno
de dos insectos pegados de la cola.
En otra etapa de mi vida
he envidiado no sólo a mi niñez perdida sino
a los insectos.


Amor, el de los dos, sin sexo
pero que es como si fuera sexo.
No fisiológico, ¡ay!, no corporal
pero del cual es imagen fugaz la cópula.


Como la pareja impaciente en el parque esperando la
noche.





Superintelecto del universo
te han llamado.
Yo simplemente te llamo:
mi amado.
Conmigo sí jugaste a los dados
y arriesgaste tanto
y muchas veces a punto de perder
y ganaste.
¿Pero los dados no estaban cargados?
Ciertas veces te extralimitaste
en cuanto a mi libre albedrío.
Era tanto tu amor
que lo violaste.


Un día te abrazaré fuera del tiempo
donde todo sucede al mismo tiempo.
Girando, girando sobre su eje,
girando, girando día y noche,





y hay día y noche por su girar.
De otros planetas no sabemos,
pero tú has hecho que en este nos durmamos,
y yo reclinado en tu pecho me he dormido
mientras suben y bajan los aviones.


Hoy no tuve ningún momento de oración.
¿Qué acaso eso es estar menos juntos?


No sé dónde acaba el follaje real
y dónde empieza el follaje del agua.
Estos paisajes con agua
donde el agua todo lo refleja
y que tanto nos encantan
son el reflejo de tu rostro
por lo que nos encantan tanto.





Esa unión misteriosa en automóvil
por calles de Managua, carreteras,
que es tan tierna, y que nadie nota.


Libre albedrío en todas las galaxias.
Terror del universo el libre albedrío.
Poder perderte, amor mío, si yo quiero.


En la hamaca sentí que me decías
no te escogí porque fueras santo
o con madera de futuro santo
santos he tenido demasiados
te escogí para variar.


Y yo que había sido tan enamorado.
¿Tuviste celos?





La dulzura de ciertas palabras como
«nosotros dos».
Deambulo solitario entre los besos.
De mis soledades vengo
no vuelva a mis soledades.
Sentí que la eternidad
será estar juntos los dos.
Dios me quiere como si yo fuera Dios.
Alguna vez yo seré experto en amores
en tu cama, entre las sábanas.
Sexo de Dios.


El que amó más de todos sus compañeros,
el que amó más en toda su generación,
amando ahora un tal ser trascendente,
como decir un tipo no existente.
En qué has venido a parar, Ernesto.





Tú podrías inspirar mejor poesía si quisieras
en versos que circularán tal vez en toda
Hispanoamérica
y despertarán tal vez en otros que lo lean
un amor mayor que el que pudo tener por ti el poeta.


«No entiende cómo entiende» dice Santa Teresa.
Si es oración o no es oración qué importa.
Simplemente mi alma está acostada boca arriba
esperando que te eches sobre mí.


Amar a un amor que no envejezca
y amarlo sin que envejezca yo.
Bellísimo lo visible, ya lo sé,
pero más bellísimo lo invisible
no se ¡coño! de qué otra manera llamarlo
a eso, eso que es donde haces el amor.





Mi consuelo es recordar lo que me hiciste aquel 2 de
junio.
Ahora estás tan lejos de mí como Ileana ¿te acuerdas?
Y la galaxia de Andrómeda.
Cuando Ileana estaba más lejos de mí en la calle
Candelaria
Que la galaxia de Andrómeda.
Mi consuelo es recordar lo que me hiciste aquel 2 de
Junio
hace 37 años.


Entras otra vez como música, como luz,
música sin ondas acústicas, luz sin fotones.
Caricia sin el tacto, sólo la pura caricia.
El que inventó el sexo
¿no sabrá amar?





La alegría de estar enamorado
¿cómo la describiré?
Es no tener ya un corazón solo,
aquella habitación deshabitada,
ahora ocupada por quien uno ama.
Es que quien era uno ya son dos.


El infinito y yo,
bastante tiempo ya de estar juntos,
y de tenernos confianza ¿no?
Cuando aun decir yo te quiero sale sobrando.
Son muchas las palabras y dicen poco.
Mejor el silencio. El mirarte del alma muda
los ojos húmedos como los de un perro.





La verdad es
que yo fui el de la primera iniciativa.
No que yo te amara primero, sino
que aún sin amarte siquiera, de tan derrotado
el 2 de junio declaré mi rendición incondicional.
De ahí fue todo.


«Oración de quietud», después de «unión»...
Santa Teresa tiene el Vademécum.
Rompé conmigo tus esquemas.
Aunque tengamos una relación clandestina, ilícita.


Estamos los dos solos
en mi casita blanca frente al lago.





Delante del follaje verdeoscuro
el vuelo de la garza es muy blanco
pero sale de la isla y entra en el sol
y no se ve.
Estamos solos los dos
aunque sólo a uno se ve.


Efímero era, superefímero
aquello que yo renuncié,
pero no fue por lo no-efímero
¿querés que te sea sincero?
sino que fue por lo que no es.
Pero, pero
prefiero este llorar tu ausencia, y
tu no estar, tu – yo no sé – tu no ser.
Sin ser yo un gran gustador de ausencias
¿querés que te sea sincero?
ninguna presencia es mejor.





Anoche soñé con un coito, un sueño realista,
hiperrealista.
Me martirizás con la carne
para que te quiera más
mas no carnalmente.


Aquel mediodía del 2 de junio del 56
cuando entraste dentro de mí y me hablaste
y yo no estaba enamorado todavía.


El río de un verde casi negro
menos donde el cielo se refleja
pero se refleja en un espacio negro.
No con esto estoy en comunión.
Amado, hagamos el amor.
No sé qué entienden por “dar gloria a Dios”. Sí el amor.





Para mi la gloria es
tener a Dios en mi cama o en la hamaca.
Gocémonos.
Los alcaravanes van volando.
Gocémonos, amado.


Estás más cerca de mí que yo mismo.
Por eso pues parecés tan lejos.
Imagino que me tendrás mucha lástima.
Cómo será aquél día cuando dirás Ernesto.


Celos ya no tengás.
No me engañarán más
espejos de belleza física.





Mi felicidad fue poca. La soledad es total.
Yo quien un día fui tan romántico enamorado:
abrazar sin brazos, amar sin emociones.
Dulce sería llorar pero es retórico.
Tal vez te gustó lo romántico y enamorado.
De entre cien mil me escogiste.
Atrás quedaron los epigramas y las muchachas.


Yo he sido capado,
no en las cárceles de Somoza
sino por el Reino (Mt 19,12).


Joaquín Pasos en aquel bar
después de estar en un cuarto con su mujercita,
a Juan Aburto:
«Poeta, Dios está en el coño de las mujeres».
Está en todas partes dice el catecismo.
Pero no está lo mismo en todas partes.”





Y:
Eunucos. Por amor al Reino de los Cielos.
No es broma tampoco.


Átomos míos,
que son míos sólo brevemente,
porque después vendrán otros,
díganle a mi amado que seré suya
cuando esté de todo átomo desnudada.


Por amor al Reino de los Cielos.
Orígenes lo hizo literalmente.





A veces sin amor, las más veces, o así parece,
o el amor solitario de mi mismo, el pobre yo,
en un universo pululante de tanto otro. O tal vez
no, no el amor solo de mi sólo, sino sutilmente,
que ni se siente, otro, tan cerca de mi como yo.


Tomarse con los brazos el uno al otro,
dándose cada uno a los brazos del otro.
Qué diferente sentirse dentro de uno
que sentirse uno solo dentro de uno,
es decir, vacío.
¿Será que es soledad tu abrazo
Y tus besos sólo sed?
Me parece oírte que de mi no te sacias nunca.
Yo que fui antes buen catador de amarguras.





Me eriza pensar
cómo será que dices
cuando dices mi nombre.


Y lo que vos me proponés para después.


Aquella noche en la Isla Vancouver
abrí la ventanilla del motel
y al ver las estrellas
casi lloré.
Eran tantas esa noche
Y me besabas con todas ellas.





Te enamoraste de mí.
“Llámesele Dios si uno quiere”
Dice un libro científico.
No me importa si así te llamo
o no te llamo
pero te amo.
Que aunque no me amaras yo te amo.


Suspirar muy hondo
y volver a suspirar.
Pensar:
¡Que yo te oyera suspirar!


Yo he sido muy ardiente.
La historia de mi vida ha sido una historia de amor.
¿De amor? ¡De soledad!
De soledad y amor.





De soledad
Sexualmente
muy ardiente.


He aquí que tu amada está desnuda.
¿Se pondrá la túnica otra vez?


O como olvidado de la creación
para estar conmigo. Para jugar.
Sobrevolaba el amazonas, el laberinto de aguas,
ríos bifurcándose hasta el horizonte. Borges
no estuvo aquí pero lo vería en sus noches
insomnes y ciego.





La avioneta debajo de las nubes, casi tocando los ríos.
Yo sin sentirte creador de todo esto.
Te tendría miedo. Te siento
alguien pegado a mí, de igual a igual.
Para amarme debes ser de mi tamaño.
Con diferencia abismal
¿cómo podría quererte?


Tiempo, yo te odio. Aunque sin ti no existiera.
Y por tu pasar moriré aunque por tu pasar nací.
Como San Francisco de Borja yo quiero ahora
amar a alguien a quien no toque el tiempo
y que alquilemos un cuarto donde la noche no pase
ni se apaguen uno a uno los anuncios de neón.





Suponiendo millones de planetas con conciencia
en millones de galaxias, como es lo correcto,
me sorprende que teniendo en todos tantos amores
tengás esta relación tan especial conmigo, como
por ejemplo en el aeropuerto de Denver al cambiar avión
yo aparentemente solo en el barullo de pasajeros:
estábamos sentados juntos como dos novios.


Yo que he tenido la mala suerte
De que Dios se enamorara de mí.
He quedado fuera del juego erótico.
Otros en esos juegos se reirán de mí.
Cuando mi amor en Granada
ilimitado ¿estabas celoso?
Mis deseos sexuales han sido y son
tan sólo analogías de mi amor a vos.
Creo que te agradan mis deseos sexuales.





Si como algunos piensan hay infinitos universos
¿habrá infinitos Dios, uno para cada universo?
¿o uno solo infinito para los infinitos universos?
Me da igual. Yo he hecho un lecho entre las flores
más allá de las ecuaciones y matemáticas.
Yo misma soy el lecho.


No sería creyente si no fuera
porque ya probé tu placer.
Quien inventara el placer sexual,
ese mismo nada menos.
¿Has venido otra vez a atormentarme,
a excitar mis deseos?
Si entraras.
No sólo pecho contra pecho,
como lo has hecho, sino también entraras.
No es lo mismo estar juntos que ser el mismo.





“No tengo otro” le he dicho
y repetido muchas veces.
Y oí que me decía dentro de mí
no con palabras propiamente
o sí con palabras confusamente
pero precisas, decía dentro de mí
o desde el fondo del universo:
“Y yo no tengo otro más que tú”.


No siento escrúpulo por no poder orar.
Juntos el infinito y yo, yo
sin sentir lo más mínimo.
Igualito que si Dios no existiera.
Simplemente nada. ¿Cabe con respecto al infinito
intimidad mayor?





Nuestras relaciones…
Esta simbiosis que somos.
Vos sabés lo que buscaba:
belleza que no engorde,
amor que no se aburguese.
Por otra parte voz:
querías tener amor con alguien
por lo que fui hecho.
Yo no hice nada para enamorarte.
Todavía chorrean sangre
mis renuncias.


¡Poder conformarme con belleza natural
y no buscarte más a ti, el inmaterial;
belleza natural; si incluso la mujer desnuda
me saciara, y yo ya no fuera tras de ti inconsolablemente!





Y Merton: su última advertencia
en el Guest House antes de admitirme en el claustro:
“La vida del monje es
un semi éxtasis y cuarenta años de aridez”
No me dio miedo.


Cuando aquel medio día del 2 de junio, un sábado,
Somoza García pasó como rayo por la Avenida Roosevelt
sonando todas las bocinas para espantar el tráfico,
en ese mismo instante, igual que su triunfante caravana
así triunfal tú entraste de pronto dentro de mí
y mi almita indefensa queriendo tapar sus vergüenzas.





Fue casi una violación,
pero consentida,
no podía ser de otro modo,
y aquella invasión de placer
hasta casi morir,
y decir: ya no más
que me matás.
Tanto placer que produce tanto dolor.
Como una especie de penetración.


Oro árida oración
en el hotel en que me metieron
entre rascacielos de vidrio
cuadrangulares moles escalonadas
reflejando el crepúsculo en los cristales
o reflejados otros rascacielos de cristal
con el cielo también tras ellos reflejado
pero más brillantes que el cielo los rascacielos





con sus vidrios negros luminosos
y ya algunos encendidos dentro,
reflejando otros vidrios de enfrente negros y brillantes
y los encendidos,
reflejo de reflejos estas moles
y en esta oración nada oro, nada
de palabras, ideas ni emociones,
su única razón:
que te eleve esta oración en la fría simetría
de nadas sobre nadas reflejando nadas
en 50 St. & Park Ave."

Oración por Marilyn Monroe






por Ernesto Cardenal


Tomado de La Ventana, luego enlazado e ilustrado.



Oración por Marilyn Monroe

Señor, recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe, aunque ése no era su verdadero nombre (pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar), y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje, sin su Agente de Prensa, sin fotógrafos y sin firmar autógrafos, sola como un astronauta frente a la noche espacial.

Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia (según cuenta el Times)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso...

Las cabezas son los admiradores, es claro (la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.
El templo -de mármol y oro- es el templo de su cuerpo
en el que está el hijo de Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.



Señor en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.

Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros por nuestra 20th Century
por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje insistiendo en maquillarse en cada escena
y cómo se fue haciendo mayor el horror y mayor la impuntualidad a los estudios.
Como toda empleadita de tienda soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.


La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan solo la voz de un disco que le dice: Wrong Number
O como alguien que herido por los gangsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles)
¡contesta Tú al teléfono!